Noticias Caracas
Salud

Así se propaga la Fiebre Hemorrágica Venezolana descubierta en 1990

Para la enfermedad causada por el virus Guanarito que provoca desde malestar general hasta trombocitopenia, no existe tratamiento específico

Los estados Apure y Cojedes, son considerados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como áreas de alto riesgo para la propagación de la Fiebre Hemorrágica Venezolana (FHV) mientras Portuguesa, Barinas y Guárico son zonas endémicas.

La FHV causada por el virus Guanarito, miembro de la familia Arenaviridae del Género Arenavirus del Nuevo Mundo o Complejo Tacaribe, se descubrió en 1990, cuando en septiembre de 1989 comenzaron a ingresar casos similares al dengue hemorrágico serotipo 2 al Hospital Dr. Miguel Oraá, ubicado en Guanare, Portuguesa.

Expertos del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel de la Universidad Central de Venezuela (UCV) descubrieron que los pacientes presentaban características epidemiológicas particulares, relacionadas con hombres agricultores de entre  14 y 49 años  procedentes del municipio Guanarito.

El ratón de la caña de azúcar, es la principal fuente de propagación de la FHV.

Durante los estudios descartaron que se tratara de dengue, fiebre amarilla, leptospirosis, rickettsiosis, hepatitis virales, entre otros agentes infecciosos tras hallar aislamiento viral en cultivos celulares. A la entidad nosológica se le denominó FHV, reseñó la revista VITAE de la UCV.

A medida que avanzaron las investigaciones, se determinó que el Zygodontomys brevicauda -ratón de la caña de azúcar- era la fuente principal de la propagación de la enfermedad, causante de fiebre, malestar general, diarrea, dolor de cabeza, garganta y abdominal, así como manifestaciones hemorrágicas, convulsiones, leucopenia y trombocitopenia

Para el diagnóstico virológico de la FHV, se requiere la realización de un aislamiento viral  o RT-PCR.

Para tratar a los pacientes se sigue un protocolo clínico terapéutico con Ribavirina IV.

De acuerdo a la OPS, la FHV no cuenta con un tratamiento específico, “siendo necesario establecer un manejo de soporte fundamentado en las características clínicas y las alteraciones hematológicas de la enfermedad tales como: corrección de líquidos y electrolitos, expansores plasmáticos y derivados sanguíneos y otros que el paciente requiera”.

Para tratar a los pacientes se sigue un protocolo clínico terapéutico con Ribavirina IV que ha tenido actividad antiviral contra el virus Junín y Guanarito in vitro, reportó la revista médica digital Botica.

A los habitantes de las zonas de riesgo, se les recomienda evitar que los ratones de la caña de azúcar hagan madrigueras alrededor de las viviendas y eliminen elementos que los puedan atraer, como la basura. Los trabajadores del campo, deben cumplir con medidas de protección personal.

Te puede interesar!