Noticias Caracas
EconomíaNacionalesOtras

Periodismo freelance en Venezuela: un mercado competitivo y subvalorado

En Venezuela, con el paso de los años, el periodismo ha renovado su conceptualización, dando brecha al mercado del periodismo freelance, un área donde muchos profesionales de la comunicación social han encontrado un espacio no solo para ganar dinero extra sino también para ejercer su labor como servidor público ante los cambios y necesidades que vive la sociedad.

Por Elaine López

En este punto, el periodismo freelance en Venezuela ha cobrado un auge en un mercado competitivo y subvalorado para algunos, ya que no siempre se cumplen algunas expectativas.

Para muchos profesionales, trabajar como freelance le permite administrar su tiempo, organizar y planificar sus actividades, laborar desde cualquier parte del mundo y monetizar más de lo que pudiese obtener trabajando en un medio de comunicación o institución.

Grisel García, comunicadora social freelance y CEO de la Agencia Integral Burbuja Media, nos cuenta los tipos de trabajos freelance disponibles, cuánto cuesta y cuáles son los nuevos retos para el periodista venezolano.


Freelance en Venezuela, un mercado competitivo.

La periodista zuliana Grisel García es creadora de Agencia Integral Burbuja Media. Fotos: cortesía


Ahora mismo han surgido nuevas formas de obtener ingresos sin necesidad de cumplir un horario laboral tradicional, son muchos los profesionales y no titulados, que se las han ingeniado para salir adelante en un país donde las inversiones y producción laboral son escasas.

El auge del periodismo freelance en Venezuela pasó de ser un mercado desconocido a una oportunidad laboral que le permite disfrutar de la flexibilidad de un horario y obtener más ingresos monetarios.
“Cuando inicié en el mundo freelance no sabía que existía un mundo freelance… Y digo que no sabía porque nunca escuché en mi entorno sobre ello, tampoco me topé con algo por el estilo en Internet, en aquel entonces, y menos en la universidad. Ser freelance no era un tema tan importante hace una década.


De hecho, conocí el término al ser pasante en un medio de comunicación digital en Caracas. “A tu Salud en Línea” se llamaba, de la periodista María Laura García. Una de las integrantes del equipo, María Elena Baleato, me explicó que sí podía hacer mis prácticas ahí, siempre y cuando cumpliera con los trabajos designados en las fechas acordadas; no debía pasar ocho horas trabajando fijo, tampoco ir a la oficina, bastaba con laborar desde casa y realizar todas mis tareas. Simplemente, ¡ser una pasante freelance!”, reseña Grisel.


Cada día son más los periodistas, comunicadores sociales y locutores que trabajan de forma independiente para alcanzar sus objetivos y metas, sin tener que cumplir un horario de oficina, y gozar de flexibilidad con su tiempo. En este sentido, el mercado freelance pasó de ser desconocido a un mercado competitivo.


Si bien es cierto que trabajar de forma libre tiene sus ventajas, también es cierto que conlleva a muchos retos: uno de los requisitos para trabajar en el mercado freelance es tener una excelente conexión a Internet, algo que en Venezuela es complicado, puesto que se carece de una buena fibra óptica para obtener conexión rápida. La mayoría de los freelance se sacrifica para pagar servicios privados de Internet y poder trabajar con menos inconvenientes.


No obstante, no es un impedimento cumplir con el resto de los requisitos: tener teléfono inteligente y «computadora de mesa» o laptop. Algo tan simple que en la actualidad está al alcance de todos.


El auge del periodismo freelance


García señala que el auge del periodismo freelance es innegable e inevitable. “Desde estudiantes de comunicación social hasta periodistas adultos mayores tienen la oportunidad de trabajar de manera autónoma en diversas plataformas y redes sociales. De hecho, actualmente lo que suelen hacer los periodistas y profesionales de cualquier otra área u oficio, es crear su marca personal y optar por comercializar sus servicios a clientes en otras latitudes”.
¿Es posible vivir del periodismo freelance?
Para los periodistas freelances, la falta de trabajo es una amenaza constante, mantenerse en el mercado freelance no es tarea fácil, requiere de mucha paciencia, estrategias y habilidades para conseguirlo.

En el caso de los periodistas principiantes, que aún no son conocidos por los medios o no tienen un historial de publicaciones, suele ser más engorroso su camino. Algunos regalan su trabajo para ser considerados y puedan ser buscados por los medios contractuales.

Sin embargo, una vez que abres la brecha como freelance es posible ver los resultados, beneficios y el aumento en los ingresos monetarios, los cuales pueden ser mayor que el salario que se percibe trabajando en una empresa o medio de comunicación de forma presencia en el país.

¿Dónde buscar trabajo de redactor freelance en Venezuela?


Existen muchas plataformas que hoy día son referencia para aquellos que buscan opciones de trabajo desde casa, entre ellas, Workana, Freelancer, Upwork, Computrabajo. Sin embargo, lo que más recomiendan los expertos es utilizar redes sociales como LinkedIn, Facebook, Instagram y hasta WhatsApp.


En estas redes sociales y App puedes crear tu perfil, catálogo, dar a conocer tus servicios, productos, infoproductos, captar clientes, enlazarte con colegas u otros profesionales y generar alianzas estratégicas. Siendo así la mejor vía para evitar conexión con terceros, comisiones, y poder obtener tus ingresos.


¿Cuáles son las complicaciones con la moneda extranjera?


Trabajar freelance puede tener sus ventajas y también sus desventajas y una de ellas, es la moneda, es decir, la forma de pago. Actualmente en Venezuela se ha dado paso a la apertura de cuentas bancarias en moneda extranjera, aunque esto no es del todo favorable, ya que las condiciones son limitadas.


Grisel García asegura que, una de las complicaciones es la forma de pago, ya que muchos freelance no poseen cuentas en el extranjero y deben recibir pagos en bolívares al cambio oficial del Gobierno Nacional.


“Esto hace que utilicen agencias extranjeras para poder recibir el dinero y, por ende, paguen comisiones altas. Por ejemplo: si quieres recibir 60 dólares desde México, tendrás que pagar 15 dólares de comisión. Por ende, el cliente te enviará 60 dólares pero recibirás 45 dólares”.


Para evitar las altas comisiones, García sugiere pedir prestado una cuenta Zelle, es decir, una cuenta bancaria que solo se puede abrir en Estados Unidos. Por lo que, insta a solicitar la ayuda de familiares, amigos o conocidos de confianza para poder recibir el dinero a través de ellos, de esta manera, las comisiones no serían tan elevadas a la hora de realizar el cambio a la moneda oficial en Venezuela.


“¿Qué recomiendo? Sé un periodista freelance claro con tu cliente. Explícale cuál es el monto total a cancelar por tu trabajo y las comisiones que cobran por realizar el traspaso, a fin de enviar el dinero. De esta forma, la comisión correría por su cuenta. Aclara cuáles serán tus condiciones antes de comenzar a trabajar, siempre es bueno evitar inconvenientes e interpretaciones erróneas. Igual pasa con Paypal, la otra vía de pago”.


Finalmente, la periodista freelance en Venezuela, Grisel García, aconseja ser un periodista freelance transparente, responsable y comprometido con cada proyecto.

“He conocido a muchas personas que, por ganar más dinero, aceptan innumerables trabajos y luego no saben cómo hacer para entregar sus tareas a tiempo. Debemos ser siempre sinceros con nosotros y el resto”.
Otra recomendación que sugiere la experta en marketing y CEO de la Agencia Integral Burbuja Media, es aprender a administrar el dinero. “A veces pasamos muchos días y hasta meses sin un cliente y cuando nos llega alguno queremos gastarnos el pago en tres segundos. Esto es un gran error. De lo que recibas debes guardar porque no sabes si te llegará trabajo seguido o pasarás tiempo sin que llegue algún proyecto. El freelance precavido vale por dos”.


“Y, por supuesto: ser paciente y no dudar del talento. El hecho que pase tiempo sin que lleguen clientes, no significa que eres malo en lo que haces. Todos tenemos altos y bajos, es normal. Cuando esto ocurra, lee para llenarte de energía, pon en práctica algún pasatiempo, acércate a Dios y refúgiate en la familia, ¡siempre creyendo que todo irá mejor porque tienes talento. Cree en ti y verás que puedes”.

Te puede interesar!

you're currently offline