Noticias Caracas
Nacionales

El Covid no es cuento… Dilibeth Mundo

El síndrome de la negación no puede ser más fuerte que nuestra inteligencia, debemos tomar conciencia que seguimos ante la presencia de un enemigo letal

Para muchos de nosotros los cumpleaños, aniversarios o simplemente las fiestas de fin de semana son motivo para reunirse a disfrutar de una gran torta entre amigos y familiares, degustar de la comida y la compañía de las personas que más queremos.

Si bien es cierto que esto seguirá siendo una realidad, debemos empezar a ser conscientes que “El Covid no es cuento” y a pesar de lo complicado que puede ser a veces el distanciamiento social y el uso del tapabocas, debemos seguir cumpliendo éstas y todas las medidas de bioseguridad para el resguardo de sí mismos y de nuestros familiares, vecinos y gente cercana.

“Un momento para estar de luto y un momento para estar de fiesta”

Lamento decirte compañero de clases, amigo de mi infancia, vecina conversadora, abuelito terco, colega de trabajo o a mi grupo de “amis”… ¡chamas! lo siento… ustedes podrán ser las “Friends más súper cool” y todo, pero entiendan… No puedo ir a la piscina a la mega rumba de este sábado, no puedo llegarme al evento público para hacernos selfies con tus panas, no puedo llevar a mi sobrina a la piñata de tu hermanito, no puedo salir a entrenar al aire libre sin tapaboca; nada más por complacerte y aparentar que no le temo a la pandemia.

No puedo lanzarme a comer perro caliente a la “Calle el hambre” de Chacaíto, ni a degustar barquillas en la Poma del Bulevar de Sabana Grande, porque no me parece higiénico andar dilapidando y exponiéndome en la calle, no puedo reunirme con ustedes para avanzar en el proyecto de emprendimiento, ¿Suena exagerado? Tal vez sí, pero se debe evitar en lo posible hacer cualquiera de estas actividades, mientras ese bicho silencioso esté por ahí todavía.

Ya comenzó una nueva semana de cuarentena radical, cuyo confinamiento se extenderá hasta la Semana Santa, anunciado por decreto presidencial. Ante esta situación de la nueva cepa traída desde Brasil, no podemos bajar la guardia.

“Un momento para abrazarse y un momento para separarse”

Lo que sí podemos hacer, en la medida de lo posible, mientras esta tormenta pase, es quedarnos en casa, proyectar un negocio remoto que nos permita generar ingresos a distancia, el teletrabajo, cultivar la paciencia, la solidaridad con quienes nos acompañan en un mismo techo, tantas cosas que podemos hacer… incluso más de las que nos han mostrado por redes sociales a lo largo de este proceso.

Hay que combatir el ocio, identificar tus potenciales y hacer uso de ellos, tal vez eres bueno en la repostería y no lo sabías, pueda que allí esté tu nicho de trabajo desde tu comunidad. A ti chico, chica, aspirante a Bachiller, inventa, crea, culturízate, ayuda a tus padres, estudia con disciplina creando tus propias metodologías de trabajo, aplica lo aprendido, utiliza la mística.

En fin, yo pienso que no son tiempos de convulsiones sociales, como dice el Eclesiastés “Hay tiempo para todo” tiempo para reír, tiempo para llorar, tiempo para plantar, tiempo para cosechar” En este mundo todo tiene su hora… “Un momento para estar de luto y un momento para estar de fiesta” “Un momento para abrazarse y un momento para separarse”. Estos no son tiempos de festejar, de comidas grupales o reuniones de peluquería.

Hay que tomar el ejemplo de otros países, “El Covid no es cuento”

Sígueme en mis redes sociales, Instagram

Nota de prensa: Dilibeth Torres / @dilibethmundo / @dilibethtorres

Te puede interesar!

you're currently offline