Noticias Caracas
Cocina

¡Imágenes! Conoce los platillos más extraños del mundo

¿Aburrido de comer siempre lo mismo? Atrévete a degustar arañas fritas, sándwich de cerebro o un rico vino de ratón

Te atreverías a degustar un delicioso sándwich de cerebro frito acompañado de jugo de ojo de oveja o unas crujientes arañas fritas con vino de ratón, si la respuesta es sí, conoce más platillos extraños y exóticos a continuación para que los incluyas en tu menú diario:

Balut (Filipinas, China, Camboya y Vietnam)

Es un huevo de pato fertilizado con su embrión dentro que se come cocido. Se sirve, mostrando la cabeza o forma completa del animal en la cáscara. Posee un alto nivel de proteínas y se considera un excelente afrodisíaco.

Mientras se consume, se le agrega sal al gusto, chili o vinagre. Los fluidos internos que quedan en forma de caldo son absorbidos antes de degustar el embrión.

Haggis (Escocia)

Es un plato tradicional que se consume en la cena para conmemorar cada 25 de enero el natalicio del poeta Robert Burns.

Se trata de una mezcla de corazón de oveja, hígado y pulmones, acompañada de cebollas, avena, muchas especias y caldo. Todo, se envuelve en el estómago del animal.

Sándwich de cerebro frito (Estados Unidos)

En el valle del río Ohio, es común degustar este curioso emparedado que se elabora con restos de sesos de cerdo, aderezado con mostaza y cebollas en vinagre.

Jugo de ojo de oveja (Mongolia)

Para pasar la resaca, los mongoles se toman un vaso con zumo de tomate, vinagre y el toque especial, ojos de ovejas. Se dice que es una rica fuente de vitaminas y solo es apto para los más valientes.

Huevos centenario (China)

Se conservan por varios meses, huevos de pato, pollo o codorniz en una mezcla de arcilla, cenizas y cal. Cuando están listos, desprenden un fuerte olor a amoniaco y azufre.

A medida que el tiempo avanza, la yema se torna marrón con tonos verdosos. Su textura, es muy gelatinosa y se degusta como aperitivo, acompañado de raíces de jengibre.

En Shanghai, se elabora con el tofu, mientras que en Taiwán con el Katsuobushi. En otros lugares, se come con cerdo.

Araña frita (Camboya)

Es una especialidad en la ciudad de Skuon, donde suelen cocinarse fritas en aceite de ajo, quedando súper crujientes por fuera y pegajosas por dentro, aunque se dice que su sabor es exquisito.

Vino de ratón (China)

Se trata de una botella con vino, donde se ahoga por un año varios ratones. Al parecer no tiene olor fuerte, aunque sabe muy mal, pero se toma para tratar problemas de hígado, piel y asma.

Escamoles (México)

Es conocido como caviar de insectos y se remonta en la gastronomía azteca. Están elaborados a base de larvas de hormigas que se toman de las raíces de las plantas de maguey y agave.

Se fríen con mantequilla. Son crujientes y supuestamente saben a nuez.

Te puede interesar!