Noticias Caracas
Ciencia y Tecnología Economía Negocios

El nacimiento de Diners Club y Bitcoin tienen mucho en común

El nacimiento de Diners Club y Bitcoin tienen mucho en común

En el mundo de la Blockchain, el tercero de confianza ha sido transformado y en vez de ser un Banco Central, un abogado o una persona de renombre, ahora es conocido como un nodo, un minero, el hash y muchas otras partes más de la tecnología que le dan vida al Petro (PTR) y al Internet del Valor, las cuales cuentan con la particularidad de que no necesitan un tercero de confianza entre las partes para funcionar.

Tal como hemos escrito en nuestros otros contenidos[1] , la Blockchain, la misma tecnología que le da vida a Bitcoin (BTC) y a todas las criptomonedas, ha resuelto un importante problema, el de la necesidad de poseer un “Tercero de Confianza” para realizar una transacción.

En el mundo de la Blockchain, este tercero de confianza fue transformado y en vez de ser un Banco Central, un abogado o el renombre que trae consigo el apellido de una persona, ahora sería conocido como un nodo, un minero, el hash y muchas otras partes más de la tecnología que le dan vida al Petro (PTR) y al Internet del Valor, las cuales cuentan con la particularidad ya que no necesita dicha confianza entre las partes para funcionar.

¿No terminas de entender? Es normal, por ello haremos un símil entre Bitcoin, la Blockchain y la primera compañía independiente de tarjetas de crédito, conocidas como Diners Club.

Diners Club una historia de confianza

Diners Club, fundada en el año de 1950 por Frank McNamara, Ralph Schneider, Matty Simmons y Alfred S. Bloomingdale, se lleva el título en ser la primera tarjeta de crédito no emitida por un banco.

Estos grandes nombres generaban la confianza necesaria en los establecimientos para aceptar pagos a créditos sin estar respaldadas por un gran banco comercial de fondo.

La historia detrás de este suceso, quizás influyó en la creación del internet del valor 60 años más tarde, y es que en el año 1949, Frank McNamara  en medio de una importante cena de negocios, olvidó su billetera en otro pantalón, siendo él el que tendría que pagar por la cena. 

Por lo que su esposa tuvo que pagar por la comida de todos los presentes. Ante semejante vergüenza, McNamara ideó poco tiempo después una tarjeta de crédito multipropósito que sirviese para pagar por comida y entretenimiento en la ciudad de Nueva York.


Sin embargo, contaba con varios problemas, ya que no estaba asociado con ningún banco comercial, lo cual era más difícil por más renombre que tuviese McNamara para que distintos establecimientos aceptasen el crédito de su tarjeta con el riesgo que de él no pudiese cancelar todas sus obligaciones.

Es por esto que tuvo que asociarse con Ralph Schneider, Matty Simmons y Alfred S. Bloomingdal para ampliar la cantidad de nombres que se harían cargo de pagar por la deuda de los clientes de Diners Club en los restaurantes, bares y otros centros de entretenimiento.

Aunque se planeó que la tarjeta de crédito solo funcionase dentro de la ciudad de Nueva York, esta fue ganando cada vez más aceptación y más confianza fuera del territorio estadounidense y en la actualidad es usada en 59 países diferentes, ya que los nombres detrás de la tarjeta de Diners Club “siempre pagaban sus deudas”.

Bitcoin y Diners Club muchos puntos en común

¿Ya conectaste los puntos para encontrar las similitudes? ¿No? No te preocupes, después de este par de párrafos ya hablaremos el mismo idioma.

La importancia de la metodología de Diners Clubs es que rompió con el Status Quo de los terceros de confianza tradicionales de la época, pues normalmente se necesitaba que una tarjeta de crédito fuese emitida por un banco comercial con bastante renombre.

Sin embargo, McNamara y sus socios revolucionaron la figura del tercero confiable al no necesitar más que su propio apellido para generar la credibilidad en los establecimientos.

Cosa similar a lo que hizo Satoshi Nakamoto junto a la creación de la Blockchain con el Bitcoin en el año 2009, no se trata de migrar la confianza de una gran corporación a un solo nombre, sino de diseñar una tecnología que no la necesitase en ningún momento.

Pues gracias a los sistemas de seguridad de la Blockchain no es necesario contratar a un abogado, ser un banco comercial o ser McNamara para respaldar el valor de fondo de la Blockchain.

Ya que el Hash obtuvo la reputación, los nombres eran los nodos  y el dinero, en este caso, son las criptomonedas.

Bitcoin sigue creciendo

Al igual que Diners Club, fue creciendo su popularidad, no solo dentro de Nueva York, sino fuera de las fronteras estadounidenses; También la Blockchain sigue aumentando su usabilidad en todas partes del mundo y a un ritmo mucho más grande que cualquier otra tecnología.

Una muestra de ello, es que Venezuela es el tercer país del mundo que más comercia con criptomonedas en mercados P2P, como Binance, LocalBitcoins y CryptoBuyer.

La usabilidad del internet del valor en nuestro país se  encuentra no solo en el ahorro en Bitcoin, el envío de remesas o en la lucha contra la hiperinflación, sino también con la creación de la primera criptomoneda nacional del mundo, es decir con el Petro (PTR).

Lo que demuestra que las personas han comenzado a creer en la tecnología detrás de la Blockchain, entendiendo que la confianza ya no es un factor importante en la ecuación.

1 BTC siempre será 1 BTC, no importa si su valor respecto al dólar cambia, las transacciones no pueden ser censuradas, cambiadas o reversadas, porque usted será dueño de su dinero y de su información.

Alwin Abreu / Director Ejecutivo AAB Asesorías Estratégicas

Asesor Estratégico asociado Moore GSF

Para comunicarte con nuestro equipo escríbenos al mail: aabasesorias@gmail.com / instagram: @asesoriasaab / Twitter: @asesoriasaab / www.linkedin.com/in/alwinabreu

Te puede interesar!