Noticias Caracas
+18 Ciudad Economía Nuevos Horizontes

Usar Criptomonedas en Venezuela

La economía venezolana está de capa caída, es algo que sabemos todos, sin embargo en igual proporción la gente busca siempre subsistir de alguna manera , debido a la búsqueda de evitar que la devaluación constante termine por hacer que casi cualquier inversión termine dando perdidas, el intercambio monetario ha derivado en la utilización de la divisa norteamericana en la mayoría de los comercios, de hecho he podido ser testigo de supervisiones de las instituciones del estado a los comerciantes donde la única exigencia es que la paridad cambiaria entre la moneda local y la divisa extranjera sea ajustada al precio dado por el banco central de Venezuela, lo que presupone una acción destinada a permitir la transa en moneda extranjera que teóricamente está fuera de circulación por encima de la unidad monetaria local, si bien la lógica de los negocios acompaña esta acción, la de la legalidad no.

Entre los muchos problemas que trae a  los comerciantes hacer transacciones fuera del sistema bancario y sin posibilidad de utilizar canales regulares para manejar su capital en el sistema bancario global, que además de la inseguridad de tener tanto efectivo encima también incide en escandalosas comisiones que cobran los intermediarios para hacer cualquier intercambio comercial fronteras afuera, lo que va sumando a la inflación haciendo aparecer al dólar como un activo también en declive constante y acelerado tal como estamos acostumbrados por la moneda local. Ante ese panorama existen otras alternativas para acceder a fondos internacionales que de paso están exentos de altas comisiones, no tienen problemas de conectividad , tienen accesibilidad 24/7  por lo que tampoco las transacciones están limitadas a los horarios bancarios ni existe límites para ejecutar movimientos con el agregado de que hasta se puede especular dejando ganancias moderadas la gran mayoría de las veces pero aun así mucho mayores que con un modesto negocio físico en el que se invierta el mismo capital en el que ganar tres mil dólares sea cuestión de días y no de minutos como en este sistema económico paralelo al que muy pocos le prestan atención, por otra parte la gran variedad de activos permite también encontrar refugios estables donde nuestra inversión se mantenga en el tiempo, sin los peligros de la volatilidad de ciertos mercados.

Hablamos de las criptomonedas, en el país se escucha del Petro que se supone es la moneda digital oficial que a fuerza de manipulaciones ha entrado dentro del sistema de intercambio, pudiendo cambiar este activo por bitcoin, Dash, Monero y otras pocas más con las que luego, a través de los monederos internacionales podamos cambiar a su vez por el activo que nos parezca, eso a su vez permite que en vez de cargar ingentes cantidades de efectivo lo conviertas en activos digitales fácilmente intercambiables por cualquier moneda fiduciaria en todo el globo sin las molestias burocráticas de los bancos, abrir cuentas bancarias ni pagar comisiones más allá de lo razonable según la oferta de la casa de cambio seleccionada, llegando incluso al extremo de que los fondos pueden hasta estar fuera de línea sin que peligre su integridad, eso sí, toca tener ciertos cuidados mínimos de seguridad porque esa misma bondad de evitar los bancos también significa que si alguien se apropia de tus fondos no habrá forma de recuperarlos.

El ser humano es un animal de costumbres, a pesar de que las criptomonedas tienen treinta años en el mercado, que se mueven fortunas inconmensurables cada segundo en todo el mundo y la seguridad de las transacciones está más que comprobada, muchos aún se resisten a utilizarlas como formas de hacer negocios, resguardar el capital o simplemente comenzar un plan de ahorro para el futuro y en Venezuela tanto más. Sin embargo todo apunta a que próximamente se harán muy populares debido a la flexibilización del estado al permitir transacciones con criptomonedas  en el mercado local donde la imposibilidad de ejecutar transacciones bancarias en moneda extranjera por los canales regulares obligará a crear de manera consensuada y voluntaria una red de comercio basada en criptomonedas, de ser así habrán muchas oportunidades para que los emprendedores puedan levantar modestos negocios bajo algunas de las modalidades más populares de comercio electrónico  o físico, imaginemos por un momento que puedas pagar con criptoactivos algún servicio prestado, este dador de servicios podría sin mucho problema hasta importar directamente los insumos para el trabajo y de paso hasta ahorrar para cualquier contingencia sin el temor  de que una mañana los bancos sean expropiados o algo peor, que por decreto se devalúen sus ahorros quedando en la pobreza absoluta en cuestión de segundos, tal como ha sucedido tantas veces.

Uno de los grandes problemas que ha traído más devaluación es la imposibilidad de acceder a moneda extranjera de forma regular y confiable, mientras en muchas partes del mundo es de lo más normal ir hasta la casa de cambio, comprar cierta cantidad de divisas o hacerlo directamente desde casa con la tarjeta de débito para importar algún bien, en Venezuela hace décadas eso es imposible, en un país donde no se produce nada de tecnología es algo terrible que encarece hasta el oficio más humilde debido a las costos de reposición de equipos, eso sucede entre otras cosas porque la disposición de la moneda extranjera está sujeta a la oferta de efectivo, mientras menos hay circulando en el mercado tanto más alto será  el costo, así hemos visto como en los últimos años la divisa norteamericana ha pasado de costar unos cuantos cientos hasta los casi doscientos mil bolívares por unidad, si bien las criptomonedas se tasan según el precio de la divisa, una vez intercambiada no se devalúa y si usamos alguna moneda estable (Theter, RealUSdollar etc.etc.) tendremos siempre la cantidad a disposición total , con la ventaja de poder ser transada en cualquier mercado del mundo entero sin más problemas que el seleccionar bien el sistema, pero eso es cuestión de otra conversación, en este caso lo importante es que el precio del criptoactivo así como la disponibilidad total , hacen atractivo el negociar con ellas.

Aún falta mucho camino por recorrer en este sentido, los emprendedores no solo pueden beneficiarse al utilizar criptoactivos en sus inversiones, compras de equipos, cobranza de servicios y hasta resguardar los beneficios de cualquier transacción, como por ejemplo la venta de un inmueble, si guardan el producto de la venta de su casa en bolívares pueden fácilmente olvidar comprar otra si esperan más de veinticuatro horas, tampoco se les hace posible salir del país con el producto de esa venta sin que los impuestos (en el mejor de los casos) les quiten hasta el 40% de lo que llevan encima al tener que declarar en cualquier aduana si no es que los acusan por sospecha de narcotráfico o la misma guardia nacional les decomisa el efectivo por considerar que eso es traición a la patria, no hay escenario en ese caso donde las criptomonedas no sean un recurso valioso a utilizar. En otro orden de ideas un derivado de las criptomonedas como el Blockchain también puede ser utilizado en varios esquemas de negocios que bien vale explorar, aunque en otra oportunidad hablaremos al respecto.

José Briceño, mayo  del 2020

Te puede interesar!