Noticias Caracas
Portada » Noticias » La historia detrás de un Viernes 13
Sin categoría

La historia detrás de un Viernes 13

historia-detras-del-viernes-13

NOTICIAS CARACAS

En distintas partes del mundo y a lo largo de la historia se ha considerado que un viernes que cae un 13 es un día de mala suerte o un mal augurio

En distintas partes del mundo y a lo largo de la historia se ha considerado que un viernes que cae un 13 es un día de mala suerte o un mal augurio pues la superstición del viernes 13 se ha mantenido a través de los años, los pueblos y las culturas. También se conoce que durante el viernes 13 se registran más accidentes que en muchos otros días del año, pues existen muchas personas que sufren ante la simple idea de pensar en esta fecha y muchos individuos padecen de distintas enfermedades o fobias relacionadas directamente con esta superstición bien sea psicológicas o no.

Historia oculta del viernes 13:

Orden del Temple

Tiene sus raíces en un hecho histórico fundamental, pues La historia se remonta al viernes 13 de octubre de 1307 día en que el rey Felipe IV de Francia ordenó la captura y quema de los caballeros de la «Orden del Temple», acusados de herejía, sodomía, adoración a ídolos paganos, sacrilegio a la cruz y otros “delitos” de la época, esa misma noche, se efectuó una enorme masacre, en donde se asesinó a todos los templarios incinerándolos en la hoguera o decapitándolos. Solo unos pocos lograron escapar y luego contar la historia. Desde entonces, el viernes 13 se consideró un día terrible, de miedo y mala suerte.

Orden del Temple

Esta historia, que tiene más de 700 años, tiene su punto fuerte el día de la ejecución del Gran Maestre Jacques de Molay siendo el último gran maestre de la Orden, momento en que nace la supuesta maldición. El Papa Clemente V, Beltrán de Goth y el rey de Francia, Felipe IV, ordenaron la detención de Jacques de Molay y la de los demás caballeros bajo la acusación de sacrilegio contra la Santa Cruz, simonía, herejía e idolatría hacia Baphomet y Lucifer. Molay declaró y reconoció, bajo tortura, los cargos que le habían sido impuestos; aunque con posterioridad se retractó, y por ello en 1314 fue quemado vivo en la hoguera frente a la Catedral de Notre Dame, donde nuevamente volvió a retractarse, en forma pública, de cuantas acusaciones se había visto obligado a admitir, proclamando la inocencia de la Orden y, según la leyenda, mientras se quemaba, De Molay maldijo al rey Felipe IV de Francia, a sus descendientes, al papa Clemente V  y a todos los que apoyaron su muerte. De Molay dijo que en el siguiente año y un día, Clemente V y Felipe IV morirían. También dijo que la línea de sucesión de Felipe IV no reinaría más en Francia.

“Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón. Dios vengará nuestra muerte. Señor, sabed que, en verdad, todos aquellos que nos son contrarios, por nosotros van a sufrir Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios!… A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año” …

Ejecución de Jacques de Molay

En el plazo de un año, se conoció que dicha supuesta maldición se cumplió; primero con la muerte de Clemente V, quien falleció el 20 de abril de 1314, luego con el fallecimiento de Felipe IV (que según Maurice Druon murió a causa de un accidente durante una partida de caza el 29 de noviembre de 1314)  también el destino de todos los sucesores del rey murieron pues  entre 1314 y 1328 murieron tres hijos y nietos del rey francés y finalmente con la muerte de Guillermo de Nogaret, quien fue envenenado ese mismo año.

Jacques de Molay el último Gran maestre de la Orden del Temple

Si bien su muerte no ocurrió un viernes 13, la historia asoció la maldición a la fecha en que comenzó la eliminación de los templarios. La aparición de documentos que han permanecido durante 700 años ocultos en los archivos del Vaticano muestran lo ocurrido en los juicios que se realizaron contra los templarios en el castillo de Chinon en el tomo titulado Procesos contra Templarios, conocido como Pergamino de Chinon, el papa Clemente V concedió la absolución a los caballeros templarios reconociendo que no había motivos para su enjuiciamiento.

En septiembre del 2001, Barbara Frale, paleógrafa italiana que trabaja en los Archivos Secretos del Vaticano, descubrió un documento conocido como el Pergamino de Chinon. En él se afirma que en 1308 el papa Clemente V absolvió a Jacques de Molay y al resto de la cúpula de los caballeros templarios de los cargos de que les acusaba la Inquisición. Seis años más tarde, el Vaticano publicó el documento como edición limitada de 800 copias.

En junio del 2011, el papa Benedicto XVI pidió perdón por la muerte de Jacques de Molay y reconoció que el Gran Maestre templario había sido víctima de falsas acusaciones. Siglos después de que la tragedia tuviera lugar, el Vaticano admitía que el Papa había prestado apoyo a unos asesinos, a sabiendas de que los templarios eran inocentes.

El número 13 en las religiones:

El número 13 también se consideró como un símbolo de la mala suerte dentro del cristianismo, puesto que el número 13 era el número de comensales que estaban en la última cena de Jesucristo:

La última cena reunía a los 12 Apóstoles y a Jesús: un total de 13 comensales, de los cuales uno, Judas, era el traidor.

En las antiguas creencias escandinavas y sobre todo en las historias folclóricas de Noruega, el 13 es un número siniestro que simboliza el Apocalipsis.

Los romanos ya temían a esa cifra. Doce meses y doce horas de reloj, para ellos el 13 estaba directamente relacionado con la muerte. En el “Apocalipsis”, el capítulo 13 hace referencia al anticristo.

Los antiguos egipcios relacionaban el número 13 con el final de la escalera, lugar donde el alma por fin alcanzaba la eternidad

El terror llegó también al cine:

El director estadounidense Sean S. Cunningham en la década del 80  tras el  terror de las personas más supersticiosas creó Friday the 13th ( conocida como Viernes 13 en España e Hispanoamérica) la conocida película de terror en la que un niño llamado Jason muere ahogado y desencadena una serie de crímenes, La película -convertida luego en objeto de culto de los místicos- se estrenó el viernes 13 de junio de 1980 y convirtió a Jason Voorhees en uno de los principales personajes de terror de la historia del cine. La película se inspiró en el libro de 1907, llamado Viernes, el XIII, publicado por Thomas Lawson.

Una fobia a la fecha ahora tiene su propio nombre científico:

Triskaidekafobia es el miedo irracional al número 13. Se considera normalmente una superstición, pues la fobia específica al viernes 13 se llama Parascevedecatriafobia collafobia, o bien friggatriscaidecafobia (la palabra Friday, «viernes» en inglés, procede del nombre de la diosa vikinga Frigga). El miedo al martes 13 se llama trezidavomartiofobia.

Curiosidades sobre el viernes 13

  • En el 2012 hubo 3 viernes 13 (13/01, 13/04 y 13/07). Lo más curioso es que cada viernes 13 llegó exactamente 13 semanas después del anterior. 
  • En el mundo entero, hoteles, hostales e incluso hospitales, clausuran el piso 13 de sus edificios los días viernes 13.
  • Thomas Gilovich, importante miembro del departamento de psicología de la Universidad de Cornell, en Nueva York, sostiene que la mente humana es tan compleja que asocia inmediatamente cualquier hecho negativo durante el día viernes 13 a esta superstición, una vez que ya conoce la misma.
  • Para las antiguas culturas paganas, el 13 era el número de la buena suerte. Correspondía a la cantidad de lunas llenas en el año.
  • Napoleón tenía fobia al viernes 13.
  • Solamente en los Estados Unidos, se pierden 900 millones de dólares de ganancias en aerolíneas y empresas de viaje debido a la cancelación de viajes cada viernes 13.

La realidad es que en la actualidad nada puede demostrar científicamente que el viernes 13 tenga las características que se le atribuyen. Pues no existe nada de extraño ni mágico en un viernes 13, los humanos hemos creado los calendarios y simplemente se trata de un día más. No es más que una superstición que fue pasando de generación en generación, se fue modificando y adquiriendo cada vez más ficticios en la memoria colectiva de las personas.

NOTICIAS CARACAS

Artículos Relacionados

Un sismo de magnitud 6,6 sacude Puerto Rico

Rossibell Arévalo

Holanda presenta la primera ciclovía solar

Rossibell Arévalo

Fuego arrasador afecta Australia y devasta el norte de Sídney

Everlinda Villegas

El petróleo venezolano vuelve a subir

Rossibell Arévalo

La diábetes, una enfermedad sutil, pero traicionera

Everlinda Villegas

Falleció la periodista Serenella Rosas tras un accidente

Rossibell Arévalo