Noticias Caracas
Hogar

Sigue estos consejos para quitar las manchas de pintura del piso

Si cayeron gotas al suelo o se derramó gran cantidad, mientras renovabas tu hogar no te preocupes, así puedes solucionar el problema

Las pinturas son grandes aliadas para la decoración del hogar, pero cuando se derraman sobre el piso pierden todo el encanto.

Sin embargo, no te preocupes porque a continuación te enseñaremos cómo resolver el problema antes de que pase a mayores.

Baldosa

Con este tipo de pisos, la mejor opción es utilizar una escoba, un paño, agua, vinagre y espátula.

En primer lugar se debe barrer el espacio alrededor de la mancha para evitar que se formen grumos de suciedad a la hora de proceder a eliminar la pintura. Luego hay que preparar una solución de vinagre y agua caliente, rociar sobre la mancha  y frotar con el paño, aplicando suficiente fuerza.

Si esta técnica no resulta, es indispensable comprar un producto  químico, como  un decapante y aplicarlo de manera homogénea, dejando actuar durante 25 minutos para posteriormente frotar con un paño.

Ahora bien, si la pintura secó y está muy adherida al suelo, lo ideal es remover cuidadosamente con  una espátula metálica para evitar rayar el piso.

Madera

Cuando la pintura derramada es a base de agua, se necesita agua, jabón de loza y 2 paños.

Se debe comenzar por humedecer un paño, agregarle buena cantidad de jabón y pasar sobre la mancha. Luego con un  trapo seco eliminar los restos.

Para un acabado perfecto, utiliza productos de limpieza de buena calidad.

En caso de que la pintura derramada sea a base de aceite, se necesita un  diluyente de pintura de buena calidad, cepillo y paño limpio.

Sobre la mancha vierte un poco de diluyente y deja actuar por 20 minutos y luego frota con un cepillo hasta que la mancha desaparezca. Finalmente,  limpia con un paño seco.

Alfombra

En este caso aunque parezca imposible, las manchas sí se pueden eliminar, solo requieres de un paño, acetona, quitamanchas, 2 cepillos de dientes, guantes, careta y aspiradora.

Pasa una toalla seca sobre la mancha para remover la pintura que aún está fresca. Una vez puesta la careta y los guantes, vierte acetona en la zona y frota con un cepillo.

Para un mejor acabado, se aplicar quitamanchas para alfombras y con otro cepillo limpio frotar el área afectada. Con la aspiradora, se seca el tapete para recuperar las tonalidades auténticas.

Te puede interesar!

you're currently offline