Noticias Caracas
+18 Nacionales Negocios

Pagar con criptomonedas en Venezuela

Desde la aparición del  Petro se habla mucho sobre el uso de las criptomonedas en Venezuela , de hecho casi todas las noticias sobre los criptoactivos se refieren al Bitcoin como si esta fuese la única en existencia , la verdad es otra muy distinta, en realidad existen muchas  más de mil criptomonedas en circulación y estas van desde entes de libre mercado como el Bitcoin hasta las llamadas stablecoins que son monedas estables cuyo valor es equivalente a Dólar o euro según sea el caso de la preferencia del emisor, estas últimas se utilizan para resguardar activos evitando que la fluctuación del mercado afecte su valor, por ejemplo, podemos tener depositado equis cantidad en Bitcoin que mañana puede amanecer al alza con lo que existe posibilidad de generar ganancia pero el riesgo es igual a la baja por lo que también pudiera perder valor lo que tengas en tu billetera (wallet).

Ahora bien, en Venezuela se rumora que muy pronto las criptomonedas podrán ser utilizadas como forma de pago en los comercios, algo natural si vemos la reiterada y profunda devaluación de la moneda local además de los problemas derivados de la crisis petrolera pues se supone que el petróleo es el comodity que soporta el precio del criptoactivo local, y si le sumamos la imposibilidad de acceder a otras divisas gracias a la inamovilidad total a causa del coronavirus, es natural que las economías busquen aliviaderos y para eso las criptomonedas son perfectas, sobre todo porque su disponibilidad no depende de bancos ni hay posibilidad de que legislación alguna pueda intervenir en su precio, eso está designado solamente por la oferta y la demanda, como la oferta es bastante variada la demanda puede jugar con algunas de las más populares para mantener sus precios, hasta anclar sus operaciones a monedas estables lo que generaría una desaceleración casi inmediata de la inflación , recordemos que el acceso a los dólares por ejemplo, está supeditado a la existencia de la moneda física por lo que cuando escasea es normal que suba de precio ante el muy devaluado bolívar.

Como siempre sucede no todo es perfecto y el uso masivo de las criptomonedas necesitará aun algún tiempo antes que los usuarios las adopten con total normalidad, aunque del tema sobre las opciones de uso práctico lo abordaremos en próximos artículos vamos hoy a mostrar algunos pros y contras de la puesta en uso de esa forma de pago. Como primer punto a favor tenemos la disponibilidad total de los criptoactivos en el país pues ya tenemos en pleno funcionamiento más de una docena de casas de cambio digitales con las cuales hacer compras de cualquier moneda virtual disponible , la mayoría se decanta por ofrecer Petro,  Bitcoin, Ripley, Dash y Monero, sin embargo la oferta de otras casas de cambio digitales es más amplia y como percepción particular me siento incomodo dejando grandes sumas de dinero por las comisiones cobradas por las casas de cambio local, por tanto siempre aconsejo a quienes me consultan que compren sus criptoactivos en plataformas no bancarizadas como LocalBitcoin por ejemplo, luego se afilien a billeteras como Jaxx donde la oferta de criptoactivos es más amplia y permite hasta trabajar con monedas estables para resguardar  su inversión si lo que quieren es simplemente ahorrar, luego , cada vez que necesiten pagar con algún otro cripto la misma casa de cambio hace el movimiento sin cobrar comisión, siempre y cuando lo hagan en la misma plataforma. Suena complicado pero con el apoyo de alguno de los miles de tutoriales que existen en internet rápidamente aprenderán a utilizarlos.

La parte amarga es que es complicado escapar de las comisiones pues al pasar de billetera lo normal es que la casa de cambio cobre un dólar por el servicio sin importar mucho la cantidad, es lo mismo un millón que veinte dólares, aunque hay sitios como Binance que cobra hasta tres dólares por el servicio así que ojo con eso que si bien no parece a gran cosa ya sabemos en Venezuela cuánto cuesta ganar un dólar para andar dilapidando en transacciones.

La adaptación del mercado venezolano a las criptomonedas si bien no abaratará la vida cuando menos ralentizará la inflación,  debido a la convertibilidad de los activos logrando así deslastrar a los comerciantes del incordio del mercado negro para adquirir los productos, sin embargo obligará a los compradores a dejar ingentes sumas por cada transacción a menos que aparezca algún prestador de servicios que vea la oportunidad de negocios y ofrezca una plataforma de pagos con comisiones reducidas que funcione como una alternativa viable para los pequeños capitales que no soporten dejar la comisión (que va desde un dólar hasta tres dependiendo del monedero digital que utilice) , que  por supuesto sea absolutamente confiable asunto que usualmente no lo parece tanto cuando pensamos en soluciones emitidas por el estado, sin embargo hasta en ese caso el asunto tiene su opción.

En otro orden de ideas tenemos a la gran masa de ciudadanos que sienten el tema como algo de la era espacial y cuando escuchan al respecto no entienden mucho, en ese particular alguna institución debería tomar cartas en el asunto y comenzar una gran campaña de información financiera en ese tema para que la adaptación del público (comerciantes y clientes) no sea tortuosa ni termine siendo caldo de cultivo para que los estafadores hagan una fiesta “ayudando” a cuanto incauto se le atraviese. Por último la adaptación de este sistema también permitirá a muchos recibir fondos desde cualquier parte del globo sin caer víctima tanto de bancos como de las casas de cambio físicas cuyas grandes comisiones merman los envios haciendo más oneroso a los familiares y amigos enviar las remesas que tanto ayudan a los ciudadanos a sobrellevar la gravísima crisis económica que vive Venezuela.

Amanecerá y veremos, en los próximos artículos tocaremos algunos temas importantes como las billeteras, comisiones por uso de ese recurso además claro de algunos tips para evitar caer en estafas o fraudes que ya se empiezan a ver en el horizonte, en ese caso como consejo les digo que si parece maravilloso por lo general es mentira, por muy de avanzada que sea nadie regala nada ni los criptoactivos dejan dividendos grotescos ni las pirámides son negocios limpios.

José Briceño, 2020

Te puede interesar!