Portada » Noticias » Nuestras mascotas también viven situaciones de estrés y ansiedad.
Mascotas

Nuestras mascotas también viven situaciones de estrés y ansiedad.

¿Cómo puedo combatir el estrés en mi perro?

Convivir con una mascota requiere de ciertas atenciones, pues existen conductas que tendemos a justificar y que sin duda, pueden representar un tipo de estrés que desencadenan acciones irregulares o pocos comunes. Las causas pueden ser muchas, desde un cambio en su rutina o algún malestar físico.

De cualquier manera y sin importar el origen, debemos lograr identificar los síntomas para detectar el estrés en sus primeras etapas y controlar la causa, ya que de no hacerlo puede transformarse en una patología, que incluso pone en riesgo su vida.

Hay dos tipos de estrés:

  • Estrés positivo como por ejemplo; cuando nuestro perro se encuentra con alguien a quien conoce.
  • Estrés negativo como por ejemplo; cuando nuestro perro se encuentra con alguien a quien teme. Este tipo de estrés genera una reacción. Y es que nuestra mascota puede huir, o tener cualquier respuesta negativa (gruñir, ladrar, atacar…) va a depender de la situación.

Si la situación de estrés se está generando debido a que no has socializado a tu mascota correctamente, ¡consulta con un adiestrador canino! Él te dará las recomendaciones que necesitas en función a tu caso.

Causas del estrés en perros.

Una de las causas más comunes del estrés canino es, ¡La mala socialización desde cachorros! Enseñar a nuestra mascota a relacionarse con otros amigos caninos, ¡Es fundamental! En caso contrario, podría volverse un perro miedoso, e incluso también podría volverse un perro agresivo.

Otras veces, los miedos y fobias de nuestra mascota, pueden haberse producido después de una mala experiencia (Si le han mordido o se ha perdido).

Por otro lado, no tratar a nuestra mascota como se merece, ¡También le genera estrés! Si no le sacas lo suficiente o lo tienes encadenado, si no puede relacionarse con otros perros, ¡Va a generarle estrés!

Síntomas del estrés en perros.

Hay algunos comportamientos que pueden ser la clave a la hora de darnos cuenta si nuestra mascota es feliz o está sufriendo estrés.

  • Las estereotipias: Son conductas o movimientos repetitivos, sin ningún objetivo.
  • La agresividad: Si tu mascota de repente tiene un brote de agresividad, podría ser estrés.
  • El exceso de actividad: ¡Ojo! Exceso de actividad, no es lo mismo que perro incansable. En este caso es cuando nuestro perro aún estando muy cansado, ¡no puede parar!
  • Miedo: Puede ser hacia personas, perros, o… Miedo a todo. Y es que si tu perro ha vivido una experiencia negativa que lo ha vuelto un perro miedoso, su propio miedo le generará estrés.

No obstante, hay algunos consejos que puedes seguir si quieres reducir el estrés de tu mascota:

  • Comunícate con tu perro adecuadamente.
  • Utiliza el refuerzo positivo.
  • Potencia la confianza de tu perro.
  • Evita la agresividad ¡en cualquier forma!
  • Evita reñirle.
  • Intenta que tenga un espacio tranquilo en casa.
  • No le obligues a relacionarse.
  • Si sabes que algo no le gusta y estresa, ¡no lo obligues!
  • Sácalo a dar paseos más a menudo.

¡Recuerda dar una dosis extra de cariño a tu peludoPasar un poco más de tiempo con él y pasear entre 60-90 minutos, ¡reducirá considerablemente su nivel de estrés!

En unas pocas semanas, ¡podrías eliminar el estrés de tu mascota! No obstante si tu perro sufre estrés crónico, o miedos graves, necesitará supervisión y ayuda profesional. No lo dudes, ¡Y consúltalo con un especialista!

Related posts

La salud de nuestras mascotas en buenas manos. Emprende y atrévete.

Yuleika Dolinski

Rescate animal, ¡Una conciencia que se debe implantar!

Everlinda villegas

Nuevas arenas para gatos, disminuirá tus gastos.

admin

Deja un comentario