Noticias Caracas
Nuevos Horizontes Salud

No abandones el campo de juego. Un café con… Andreina

Todos al menos una vez en la vida hemos sentido ganas de abandonar el campo de juego de la vida, el de los sueños, el del trabajo, del ministerio e inclusive del propósito. Pero hoy quiero decirte que los campeones son campeones porque no abandonan el campo de juego.

Es normal que como seres humanos tengamos altos y bajos, la vida se trata de eso, de subir y bajar sino ¿qué sentido tendría? La vida suele ser como un carrusel, unas veces divertida y otras veces suspenso con expectativa, pero sin embargo lo enfrentamos. Es normal que en ciertas temporadas sientas frustración, lo que no puede ser normal es que eso limite el gran potencial que tienes.

Generalmente cuando tienes creatividad y emprendes algo nuevo mucha gente te cierra las puertas, no creen en tu talento o en lo que eres capaz de lograr, a otros ni siquiera les interesa escuchar sobre tu proyecto mucho más si se trata de conectar con personas son de alto renombre, recuerda que muchos cuando llegan a ser grandes se les olvida como comenzaron.

Hoy día son pocos los que impulsan a las nuevas generaciones, pero créeme que en un mundo de malos los buenos somos más. No abandones el campo de juego porque algún día llegará alguien que, si te impulse, que, si crea en ti y en tus sueños, alguien que si confíe en tus proyectos y le apueste al gran potencial que tienes; ten la convicción de que tu proyecto vale la pena, créetelo porque nadie más lo hará por ti, y te aseguro que los que hoy te cierran las puertas, mañana tocaran las tuyas, y ojalá tengas el valor de decirle: Pase adelante, yo si recuerdo de donde saque las llaves.

La pelea en el campo de juego es reñida, muchas veces hace que tus sentimientos salgan a flote a través de lágrimas y aunque ese momento llegue, eso jamás determinará lo que Dios tiene para ti. Si, si eres capaz de lograrlo, si eres suficiente, si puedes y punto, NO te quedes de brazos cruzados, insiste, persiste, resiste, lucha incansablemente, ama tu proyecto, porque eso es lo que diferencia a las personas que logran sus sueños de las que no.

Si tú sabes lo que vales, entonces ve y consigue lo que mereces, pero ten en cuenta que debes soportar y disfrutar los golpes. No andes diciendo que no estas donde querías estar por culpa alguien más. Eso lo dicen los cobardes y tú no lo eres.

¡Tú eres capaz de lograrlo todo!

Y ya deja de preocuparte por el “qué dirán” … Que importa cuántas veces has caído, mejor cuenta las veces que te has levantado, al fin y acabo el caer te brinda una nueva oportunidad de levantarte y así la gente sabrá que si lo lograste es porque alguien SI creyó en ti y ese fue Dios y tú mismo.

Nota de prensa: Andreina Hurtado / @andreinahurtado70

Te puede interesar!