Noticias Caracas
Nacionales

Falta de oxígeno preocupa al sector salud de Venezuela

Expertos advierten que el sistema no está colapsado, pero sí saturado debido al aumento de casos de COVID-19 en las últimas semanas

El repunte de casos de COVID-19 en el país, debido -según el Gobierno nacional- a la circulación de las variantes brasileñas P1 y P2  del SARS-CoV-2, preocupa a las autoridades sanitarias, quienes alertan sobre la escasez de cilindros de oxígeno.

Huníades Urbina de la Academia Nacional de Medicina (ANM) manifestó -según reseñó La Prensa del Táchira–  que existe déficit de oxígeno en algunos centros asistenciales, así como la inexistencia de plantas de producción.

Destacó el caso del  Hospital de Niños J.M de Los Ríos, cuyo proveedor de oxígeno es de Maracay, Aragua.

“No puedes donar sin verificar que tengas toda la capacidad para surtir acá”, criticó haciendo referencia a la entrega de oxígeno a Brasil por parte del Estado Venezolano.

El presidente de la Asociación Capital de Clínicas y Hospitales, Germán Cortez, indicó que el sistema de salud no está colapsado, pero sí saturado.

Flexibilización de Carnaval, es la causa de la crisis sanitaria actual, asegura José Manuel Olivares.

En el contexto de la pandemia que golpea más fuertemente a Caracas que suma más de  33 mil contagios,  detalló que las áreas de cuidados intensivos de las principales 11 clínicas de la capital tienen  95% de ocupación por COVID-19.

“La demanda es bestial”, alertó ante el tema de la falta de oxígeno y la dependencia de un un mismo proveedor ante el posible escenario de  una extrema contingencia.

“¡Cómo es posible que hasta el 80% de hospitales estén sin agua, ni detergentes!”, rezonga de un virus atroz que ha sido manejado por ‘cifras amañadas'”, agregó el  presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV) Douglas León Natera para quien la “salud pública está casi por el suelo de manera crónica y permanente”.

Para el diputado José Manuel Olivares, es inconcebible que se pretenda culpar  a las variantes brasileñas del “desastre” sanitario cuando “aquí lo que hubo fue una parranda en Carnaval y una combinación -al estilo de Cantinflas- entre flexible y radical”.

A su juicio la gestión de la pandemia ha estado signada por la improvisación y “politiquería”.

Te puede interesar!