Noticias Caracas
FB.getLoginStatus(function(response) { statusChangeCallback(response); });
Internacionales

¿El juicio contra Trump es legal tras haber abandonado la presidencia?

El tema ocupa los programas de opinión. Sin embargo, pese a las posiciones a favor y en contra, la Constitución no ofrece una respuesta clara

En Estados Unidos (EEUU) la legalidad sobre el segundo juicio político contra el expresidente Donald Trump, protagoniza los debates  en los medios de comunicación social.

Algunos expertos aseguran que es legal, aunque no existe una respuesta clara en la Constitución y ningún tribunal se ha pronunciado al respecto.

Los republicanos apuestan por absolver a Trump sobre la base de la ilegalidad del proceso, mientras que los demócratas en la Cámara de Representantes, votaron para acusar al exmandatario una semana antes de que dejara la Casa Blanca.

De acuerdo a un trabajo especial de Reuters, aún no existe un consenso sobre si el juicio posterior a la presidencia de Trump es legal.

Sin embargo, la mayoría de los expertos afirmaron para el medio que es legal realizar un juicio político después de que un funcionario haya abandonado el cargo.

El profesor de derecho en la Universidad Estatal de Michigan y destacado estudioso de la acusación, dijo Brian Kalt, respalda la teoría, incluso forma parte de un grupo de juristas que firmaron una carta para respaldar la legalidad del proceso.

En el lado opuesto, destacó J. Michael Luttig, abogado y exjuez de la corte federal de apelaciones, y Jonathan Turley, profesor de derecho en la Universidad George Washington, quienes consideran ilegal el procedimiento.

Para destituir a un funcionario, es indispensable una «condena» avalada por una mayoría de dos tercios del Senado.

De acuerdo a la Carta Magna, el presidente «será destituido de su cargo en caso de acusación y condena por traición, soborno u otros delitos graves y faltas».

Además en otra cláusula, se establece  que la condena puede conducir a la “destitución del cargo y la descalificación para ocupar y disfrutar de cualquier cargo de honor, fideicomiso o beneficio en los Estados Unidos”.

En concreto para destituir a un funcionario, es indispensable   una «condena» avalada por una mayoría de dos tercios del Senado.

Solo se necesita una mayoría simple para la descalificación. Voto que ocurre por lo general, después de una condena.

En la historia de EEUU -según la agencia de noticias- existen solo 2 casos en los que el Senado realizó juicios políticos, luego de que los funcionarios abandonaran el cargo.

Se trata del juicio contra el senador William Blount  que se desarrolló en 1797 y el del secretario de Guerra, William Belknap en 1876.

El proceso de Blount, se paralizó antes de que el Senado pudiera emitir su veredicto y Belknap fuera absuelto.

Trump es acusado por su papel en los disturbios del pasado 6 de enero, cuando sus seguidores irrumpieron en el Capitolio para frenar la certificación de Joe Biden como nuevo representante de la Casa Blanca tras ganar los comicios del 3 de noviembre de 2020.

El hecho dejó como saldo 5 personas fallecidas, entre ellas un oficial de la policía. Cuando se restableció el orden, Biden fue ratificado.

El primer juicio político en su contra, fue en diciembre de 2019, cuando se le acusó de presionar al presidente de Ucrania para obtener información de Biden. El Senado republicano lo absolvió en febrero de 2020.

Te puede interesar!

you're currently offline

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com