Noticias Caracas
+18

Cómo recuperar la intimidad con mi pareja

En resumen, el amor no se mide por la cantidad de horas que pasan juntos, por lo que la independencia dentro de la relación les favorecerá

Cómo recuperar la intimidad con mi pareja

Una relación sentimental se vertebra por muchos factores que, independientemente de la escala de importancia que tengan, son esenciales para que una pareja funcione. Uno de ellos es la intimidad, un ámbito que requiere cuidado y dedicación con el paso del tiempo para mantener la atracción.

¿Últimamente te preguntas «cómo recuperar la intimidad con mi pareja»? No te angusties, pues si has notado que os habéis distanciado y que sentís menos deseo que antes, no está todo perdido. Con estos más de 10 consejos para recuperar el interés en la pareja y encender de nuevo la llama en la intimidad para que sean más cómplices y las relaciones íntimas vuelvan a ser más atractivas, como al comienzo de la relación.

Mantén una comunicación sincera con tu pareja

No dejes que tu relación pierda los momentos íntimos sin intentar ponerle remedio. Sentir a tu pareja lejos de ti es una señal inequívoca de la nula comunicación entre vosotros que hay actualmente. Si crees que la otra parte no se da cuenta de la situación, establece un diálogo sincero y dile todo lo que sientes: lo que te preocupa, las carencias que tienes y lo que deseas mejorar entre los dos.

Libertad de expresión mutua

De la misma forma que le has explicado todo lo que piensas, dale tiempo para que pueda expresarse libremente y, en primer lugar, te dé su punto de vista sobre tus comentarios. Después, también tendría que decirte todo lo que considere oportuno sobre el estancamiento de vuestra intimidad y qué cree que debéis trabajar para recuperar el deseo. Aunque tengan diferencias, será el punto de partida para acercaros.

Romper con la rutina para recuperar la intimidad con tu pareja

Las relaciones íntimas no son una receta en la que seguir siempre determinados pasos hasta alcanzar el resultado deseado. Por ello, acaba con los hábitos monótonos e innecesarios de tu relación. Un ejemplo sencillo del día a día es compartir las tareas del hogar e incluso hacerlas juntos fortalece el vínculo con tu pareja porque es una manera de pasar tiempo el uno con el otro y de comprobar que os importa la opinión de la otra persona.

Llegado el momento de tener relaciones íntimas, la innovación es fundamental. Sorprender a tu pareja con juegos sexuales e incluso proponerle ideas para saber si le seducen ayuda a recuperar el deseo. No se trata de cumplir y seguir con sus vidas, sino de disfrutar de la intimidad haciéndola atractiva y placentera para las dos partes.

Estar por encima de los contratiempos cotidianos

El día a día pone piedras en el camino que, si no se sortean como es debido, acaban afectando a la intimidad de una pareja. Los conflictos y las tensiones surgidas en el trabajo, las discusiones con miembros familiares y los desencuentros con amistades son lastres que, en más ocasiones de las que nos gustaría, se arrastran a la relación sentimental.

Para mantener un ambiente limpio de problemas, deja de lado los contratiempos cotidianos y céntrate en tu pareja. Esto no quiere decir que no compartas tus vivencias con ella; hazlo, pero sin que contamine vuestro vínculo. Teniendo la mente despejada disfrutarás más de la persona que está a tu lado y contribuirás a tener una intimidad satisfactoria.

Busca en tu interior

Echarle la culpa solo a tu pareja de que la intimidad esté resentida no va a servir de nada. Si consideras que tienes problemas en la intimidad, primero haz una reflexión profunda. ¿Qué necesitas? ¿Qué te gusta? ¿Te sigue atrayendo esa persona? Cuando aclares tus pensamientos y tus sentimientos y hagas un ejercicio de sinceridad contigo mismo, podrás ponerte a trabajar para encontrar soluciones.

Por otro lado, la autoestima es fundamental, así que valorarte y sentirte bien te permitirá encarar los contratiempos en la intimidad sin miedos ni temores. Gustar a la pareja es muy importante, pero si no te gustas mínimamente a ti mismo, es decir, si no estás bien contigo mismo, el punto de partida es erróneo.

Compartir experiencias y actividades con tu pareja

La intimidad con la pareja suele ser el resultado del entendimiento que tienes con ella. En ocasiones la química sexual se escapa de aficiones y gustos culturales, pero si haces planes con esa persona fuera del ámbito estrictamente íntimo, la relación adquirirá una nueva dimensión que se trasladará a encuentros pasionales más cómplices.

Este punto tiene una especial importancia en relaciones sentimentales estables. Las afinidades íntimas son escasas si no se complementan con otros aspectos. La convivencia tiene muchos momentos y situaciones en las que, sin entendimiento ni la vivencia de experiencias con tu pareja, el vínculo se deteriora y la intimidad también.

Ser independientes dentro de la pareja

Respetar los espacios es esencial para que una relación coja aire y tenga el oxígeno necesario para seguir adelante con el paso de los años. El trabajo, los grupos de amistades y otros ámbitos son vías de escape necesarias. La convivencia es una buena prueba para comprobar si eres compatible con una persona, pero por más entendimiento que tengas con tu pareja, estar las 24 horas del día con ella acabará siendo contraproducente, por lo que la convivencia tampoco hay que forzarla.

En resumen, el amor no se mide por la cantidad de horas que pasan juntos, por lo que la independencia dentro de la relación les favorecerá.

Celebraciones cómplices

En una relación de pareja, está claro que no todos los días son iguales, o no deberían serlo. En una pareja, existen fechas muy señaladas en el calendario: el inicio de la relación, los aniversarios de cada uno o festividades importantes. Por ello, organiza con tu media naranja la celebración perfecta para demostraros el amor que sienten el uno por el otro.

Dar todo por hecho resta atracción, así que una cena íntima, un regalo y cualquier sorpresa puede desencadenar en momentos mágicos en los que la intimidad adquiere un papel destacado.

Buscar encuentros íntimos

Esperar siempre a un momento del día concreto, por ejemplo a la noche, para tener intimidad con la pareja no siempre funciona. Los niños, otros miembros familiares o contratiempos de las obligaciones diarias de trabajo o estudios pueden ser un impedimento en cualquier momento del día. Así que, ¿cómo recuperar la intimidad en el matrimonio o en la pareja? Simplemente, no esperes con los brazos cruzados: busca con tu pareja instantes en los que podáis estar solos para tener relaciones sexuales, sin importar la hora del día. Por ejemplo, si ves que últimamente les cuesta tener ese momento durante la noche, prueben a conseguirlo por la tarde o la mañana.

Además, los encuentros pueden tener lugar en muchos sitios. Si en casa siempre hay gente y cohíbe a la pareja, trata de encontrar otras ubicaciones: en el carro, una escapada a un hotel… También pueden esperar a quedarse completamente solos en el hogar y sorprender: la cama siempre es el primer recurso, pero otros sitios, como la ducha o la cocina, también son lugares excitantes.

La importancia de los preliminares en la cama

La realidad es que la excitación no siempre es compartida y, en muchas ocasiones, un componente de la pareja está listo para tener relaciones antes que el otro. Por ello, no olvides los preliminares: con ellos podréis jugar, disfrutar y aumentar la temperatura de ambos hasta límites inimaginables.

Entre los preliminares, puedes optar por el sexo oral, los besos, tocamientos y cualquier tipo de juego erótico que surja. Al fin y al cabo, debe gustarle a los dos para aumentar la excitación.

Conseguir un estilo de vida sano en pareja

La alimentación es fundamental para mantener una buena salud, pero también es importante en la calidad de las relaciones íntimas. La disfunción eréctil y otros problemas relacionados con el sexo pueden tener su origen en lo que comemos o en lo que no comemos. Comer sano y hacer deporte te permitirá tener un estilo de vida saludable, te encontrarás mejor en general y te reportará grandes beneficios para recuperar el deseo en la pareja y vuestra intimidad.

Te puede interesar!