Noticias Caracas
Portada » Noticias » Implantan por primera vez en Colombia un marcapasos a un gato
Ciencia y Tecnología Internacionales

Implantan por primera vez en Colombia un marcapasos a un gato

NOTICIAS CARACAS

El gato había sido diagnosticado con una patología severa llamada Cardiomiopatía hipertrófica, que le causaba un daño severo en el funcionamiento normal del corazón

En Medellin, Colombia en la Universidad CES  implantaron con éxito un marcapasos a un gato ingresado a su centro de veterinaria y zootecnia por el riesgo de muerte que sufría debido a un bloqueo auroventricular que le provocaba frecuentes desmayos. De esta manera se convierte en el primer gato y en el primer procedimiento de este tipo que se realiza en Colombia.

La intervención de Romeo Aslan, su nombre de pila, un felino de raza Maine Coon y de nueve años de edad, fue practicada por un equipo interdisciplinario conformado por siete personas. Entre ellos profesionales de salud humana y de medicina veterinaria.

Uno de los mayores retos para este equipo fue el tamaño tan pequeño del corazón al que le iban a implantar el marcapasos, aseguró la médica veterinaria María Adelaida Mejía, encargada del área de cardiología del Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES. Tres de estos profesionales colaboradores pertenecen al área de salud en humanos, pues fue necesario que se involucrara un médico cirujano, un electrofisiólogo y un anestesiólogo, dada la rareza del caso de Aslan.

«El gato mejoró un poco con medicamentos, pero el equipo de expertos decidió implantar un marcapasos para mejorar su calidad de vida», señaló Mejía.  Agregó que este procedimiento «no es común en Colombia ni en el mundo».

Por su parte, el cirujano cardiovascular Luis Andrés Vélez, que participó en la implantación del marcapasos, indicó que fue un «desafío» esta intervención en Romeo al no estar acostumbrados a trabajar con animales. Por lo que debieron apoyarse en la literatura y en experiencias exitosas en Estados Unidos y Europa.

Además, detalló que al gato, que ahora cuenta con una expectativa de vida de 15 a 16 años, le implantaron dos electrodos con su corazón latiendo. «El tamaño el corazón de Romeo es pediátrico, es como el corazón de un bebé. Eso lo hizo más complejo, además de su ubicación, para poder llegar hasta allá e implantar en una zona que viéramos que era sana y en la que pudiera funcionar eléctricamente el marcapasos», dijo a Vélez.

La configuración del marcapasos, según explica el cardiólogo electrofisiólogo Juan Carlos Díaz, ha sido distinta a la realizada para un humano, pues los felinos tienen pulsaciones distintas y requieren de una adaptación especial.

Romeo Aslan en cirugía, cortesía de EFE

«Había que sincronizar el aparato con Romeo, pues su frecuencia es distinta cuando duerme y está en movimiento», precisa.

La dueña, por su parte, describe a Romeo como un “gatico misionero”, es con este caso que se abrirá la oportunidad para que los otros felinos que padezcan de esta enfermedad puedan optar por esta opción. Según ella, esta opción les aseguraría una calidad de vida totalmente distinta. “Romeo ya es un gato más feliz, amoroso y comelón”, anota su dueña.

NOTICIAS CARACAS

Artículos Relacionados

Científicos descubren causa de la metástasis y su posible tratamiento

Rossibell Arévalo

Stripper cae de un tubo de casi 5 metros de altura

Kerlin Pereira

Evo Morales viajó a Cuba por tratamiento médico

Rossibell Arévalo

El Papa ordenó eliminar el secreto pontificio para las causas de pederastia

Rossibell Arévalo

Presidente de Guatemala rompe relaciones con Venezuela

Everlinda Villegas

China elimina plásticos que tengan un solo uso

Everlinda Villegas