Portada » Noticias » Anomalía en los Polos despertó la investigación de misiones espaciales
Ciencia y Tecnología

Anomalía en los Polos despertó la investigación de misiones espaciales

La anomalía interrumpe las comunicaciones, lo que representa un peligro para los pilotos de aviones

Uno de los investigadores de la misión, de la Universidad de Alaska Fairbanks, Mark Conde, explicó que “la mayor parte de la Tierra está protegida del viento solar y de esta anomalía atmosférica pero justo cerca de los polos, en el sector mediodía” agregó “nuestro campo magnético se convierte en un embudo a través del cual el viento solar puede llegar hasta la atmósfera” 

Los científicos quieren examinar los efectos de esta anomalía atmosférica (o cúspides), sin embargo enfrentan una complicación porque la afluencia del viento solar que se infiltra en nuestra atmósfera genera serios problemas en el funcionamiento de los satélites, las señales de radio y el sistema GPS, informó RCENI.

Estas complicaciones dificultan las comunicaciones, lo que representa un grave peligro para los astronautas, quienes deben estar en constante reporte con la NASA. Al perder la comunicación pueden generarse consecuencias irreversibles, además poner en riesgo la vida de los viajantes.

Con la intención de conocer sobre los efectos, se iniciarán las misiones CHI (Investigación de Calentamiento de Cúspides) y CREX-2 (Experimento Regional de Cúspides-2).

La primera será lanzada desde Svalbard, mientras que la CREX-2, será desde la población de noruega de Andenes.

Ambas misiones van a ocuparse de las turbulentas manchas de plasma denso que existen dentro de la región de la aurora. Estas manchas fueron descubiertas en 2004 y tienen una masa aproximadamente 1,5 veces mayor de lo normal.

El investigador principal de la misión CREX-2, Conde, aseguró que esta anomalía atmosférica “puede parecer que una pequeña masa extra a unos 320 kilómetros de altura no es gran cosa”, sin embargo advirtió que si esto ocurriera a nivel del suelo, el cambio de presión causado por esta densidad extra “causaría un huracán continuo más fuerte que cualquier cosa vista en los registros meteorológicos”.

Peligros en la interrupción de la comunicación

 La misión ICI-5 tiene como objetivo medir la turbulencia en la anomalía atmosférica sobre todo su cúspide.

El problema se presenta cuando las señales de GPS y de comunicación atraviesan la atmósfera mientras está turbulenta, se vuelven confusas, lo que a su vez, puede ser peligroso para los aviones y barcos, que utilizan estos datos de GPS para navegar.

Por los momentos no se sabe con exactitud la causa de esta anomalía atmosférica.

Según el físico espacial noruego, Joran Moen, de la Universidad de Oslo, también podrían ser resultado de las ondas eléctricas. 

Moen, quien encabeza la misión ICI-5, aspira descubrir su causa exacta. “La motivación es aumentar la integridad de las señales GPS”, afirmó.

Related posts

Amazon presentó un teclado musical que compone mediante aprendizaje automático

Rossibell Arévalo

Supermercados y estaciones de servicio en EEUU deberán replantear estructuras

Everlinda Villegas

Descubren un primate con piernas humanas

Rossibell Arévalo

Deja un comentario