Noticias Caracas
Ciencia y Tecnología

China: Restos del cohete Gran Marcha 5B Y2 no representan peligro

Se trata del módulo principal que pesa 18 toneladas, 16,6 metros de largo,  4,2 metros de diámetro y tiene 3 secciones

El Gobierno chino aseguró este 7 de mayo que los restos del cohete Gran Marcha 5B Y2 que vuelan  fuera de control sobre la Tierra, no representan ningún peligro para la humanidad.

Es “muy poco probable” que los escombros “representen algún peligro o causen daños en la Tierra o interfieran con los vuelos” porque el cohete fue “diseñado para que la mayoría de sus partes se destruyan y se quemen durante la reentrada a la atmósfera”, aseguró -según reseñó Reuters- el canciller chino, Wang Wenbin.

El  Gran Marcha 5B Y2, colocó el pasado 29 de abril en órbita el módulo principal denominado Tianhe (Armonía de los cielos) de la futura estación espacial orbital Tiangong (Palacio Celestial).

Pesa 18 toneladas, 16,6 metros de largo,  4,2 metros de diámetro y cuenta con 3 secciones: Una de soporte vital y control de 50 metros cúbicos aproximadamente; otra de recursos; y finalmente de conexión.

29 de abril, momento del despegue del Gran Marcha 5B Y2.

De acuerdo al mapa de alerta de la  Corporación Aeroespacial estadounidense, Venezuela figura entre los países de América Latina, donde podrían pasar los restos del cohete, seguido de Colombia, Ecuador, Brasil y Argentina.

En el continente europeo, destaca España, aunque el norte de la península estaría fuera de la zona de peligro.

Aunque es difícil saber a ciencia cierta, dónde se encuentra el Gran Marcha 5B Y2 porque su  velocidad orbital es de 28.000 kilómetros por hora aproximadamente y definir un punto fijo de aterrizaje marcaría una diferencia de casi 10.000 kilómetros en tan solo media hora, se conoce que la inclinación orbital de su etapa central es de 41,5 grados.

Con esta información, los expertos creen que podría estar orbitando a la altura de Madrid, España; Nueva York, Estados Unidos (EEUU) sur de Chile, Pekín (China) o Wellington (Nueva Zelanda).

De ser cierto este pronóstico, el océano Pacífico, África y casi toda Latinoamérica, podrían ser el punto final del cohete chino que se estima caiga entre el 8 y 9 de mayo.

Sin embargo, existen pocas probabilidades de que aterrice en zonas pobladas y lo haga en el océano.

“Algunos de los restos del cohete dejarán de existir en las capas más densas de la atmósfera, mientras que algunos elementos no quemables podrían alcanzar la superficie de la Tierra”, indicó el 5 de mayo la corporación espacial rusa Roscosmos.

Quienes deseen seguir en vivo este evento pueden ingresar a la página de Youtube SkyRobot.

Te puede interesar!