Noticias Caracas
Cocina

Buñuelos de yuca, no podrás comer uno solo

Es una receta súper sencilla que puedes utilizar de postre o de acompañante para tus comidas, geniales para esos atardeceres de antojos

Uno de los postres reconocido tradicionalmente en nuestro país, son los buñuelos de yuca, estas suaves y crujientes bolitas bañadas con melao de papelón o miel de abejas nos remonta a nuestras entrañables abuelas, como la merienda maravillosa que ofrecen por excelencia a toda la familia. Los buñuelos son sencillos de preparar y de sabor incomparable, prepáralos, sírvelos calientitos, y disfruta de esta delicia con sabor Venezolano.

Ingredientes para esta preparación

500 gr. de yuca

1 huevo grande

Media taza de harina todo uso

1 cucharadita de azúcar

200 gr. de queso blanco salado

Media cucharadita de sal

1 litro de aceite

Para el melao

2 tazas de papelón rallado

Media taza de agua

2 clavitos de olor

Preparación de esta suculenta receta

* Sancocha la yuca como acostumbras hacerlo normalmente hasta que esté blanda, mientras preparas el melao de papelón, colocando en una olla la media taza de agua el papelón rallado y los clavos de olor, remueve y lleva a fuego alto hasta que hierva

* Baja a fuego medio cuando comience a hervir y deja cocinar hasta que el papelón se derrita, la mezcla se torne dorada y adquiera una textura de almíbar aproximadamente son 10 minutos y alerta sin dejar de revolver, retira del fuego si comienza a subir y al bajar lo vuelves a colocar al fuego, así hasta conseguir la consistencia que buscamos, reserva para el momento de servir los buñuelos.

* Ahora procede a triturar en la licuadora la yuca sin la vena para conseguir la masa, después de esto colócala en un bowl e  incorpora el huevo, la harina previamente cernida o tamizada, el azúcar, la sal y el queso blanco rallado.

* Amasa con las manos hasta obtener una mezcla homogénea y suave, pasa un poco de aceite por tus manos y ve formando las bolitas que serán tus buñuelos.

*Mientras en un sartén vierte el litro de aceite a fuego medio, cuando esté bien caliente podrás freír los buñuelos de a pocos para que no se enfríe el aceite. 5 por tanda estará bien.

*Sácalos cuando estén doraditos y colócalos en un plato cubierto de papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

* También está la versión con queso mozzarella sustituyendo el queso duro rallado introduciéndole un cubo de éste al interior del buñuelo cuando estás haciendo las bolitas.

* Sírvelos preferiblemente calientitos y cubiertos con el almíbar que reservamos, otra opción deliciosa es la miel y Vualá, de rechupete a cualquier hora.

Te puede interesar!