Noticias Caracas
Ciencia y Tecnología Nacionales Nuevos Horizontes

Blockchain contra el fraude electoral

Hace años se viene discutiendo alguna fórmula electoral que garantice la pulcritud del mismo, esto pareciera ser una piedra de tranca para que tirios y troyanos puedan  llegar a acuerdos sinceros basados en la opinión de las mayorías, independientemente de quien esté del lado de la razón, al final ese es el fin absoluto del juego democrático. No es un secreto para nadie que existen miles de fórmulas para lograr trampear resultados, muertos que resucitan el día de las elecciones, multicedulados , votos asistidos o la sospecha de que el software de cada máquina esté trucado, duda  fundada en la falta de controles específicos que por supuesto  no deja espacio para presunciones de buena fe, sobre todo en un país tan polarizado como este.

Tengo casi dos años estudiando (y trabajando) el fenómeno del blockchain, entre mis obligaciones laborales está el investigar las aplicaciones posibles de esta tecnología, de hecho, hay un mundo de opciones que se presentan desde ya en ese campo, desde las criptomonedas hasta el registro de derecho de autor, los NTF y otras que poco a poco van saliendo del anonimato gracias al entusiasmo más que evidente de muchos por integrarse a esta nueva tecnología que tiene visos de cambiar el mundo y su funcionamiento, al menos en cuanto a ciertos procesos que pueden ser abreviados (y optimizados) blockchain mediante. Hace un año aproximadamente se me ocurrió preguntar a varios técnicos especializados si era factible organizar unas elecciones bajo este esquema tecnológico, todos coincidieron en que es un proyecto altamente factible, hace poco la realidad lo confirmó, hay países como India que ya han adoptado esta tecnología para sus procesos electorales, en este primero se usó como prueba pero todo apunta a que próximamente podrán hacerse a gran escala.

El proceso en detalle

Si nos paseamos por cualquier sitio digital  que informe sobre el avance de las criptomonedas (las serias como Bitcoin o BinanceCoin , por solo nombrar dos )podemos ver cuantas están circulando, cuantas quedan sin vender y en qué parte del mundo se están transando estos activos, este es un proceso natural para que los inversionistas puedan tener confianza, sin embargo en ninguna parte podrás encontrar la información sobre a quién pertenece cada una de las monedas que están en el mundo, lo que les otorga más seguridad a todos los usuarios. Esto sucede por un dispositivo que llamamos Smart Contract el cual gobierna todas estas transacciones.

Hay varios tipos de blockchain, los públicos, los privados y los mixtos que conservan lo mejor de ambas plataformas, en los primeros toda la información está disponible para quien quiera consultarla, en los segundos el asunto es menos transparente sin embargo las condiciones del Smart contract que los gobierna a todos hace que quien participe allí esté claro que una vez realizado el proceso no hay más vueltas atrás que las permitidas por un contrato inquebrantable, de hecho si alguien quiere corromper el software (pirata informático) solo logrará paralizar los procesos hasta hacerlos inservibles por lo que no tiene sentido alguno intentarlo.

Para organizar unas elecciones el proceso puede ser simple, de hecho hay la tecnología y los medios para lograr el cometido que dicho sea de paso no solo es ecológico sino mucho más barato que el tradicional. El primer paso sería organizar un Smart contract basado en un previo levantamiento del registro electoral, cada uno de los electores deberá dejar registrada su huella digital en el sistema, esta huella sería el único requisito para poder ejercer el derecho al voto y además fungiría como un requisito indispensable para ejecutar un contrato inteligente que firmaran entre el ente electoral, los partidos y la ciudadanía , este Smart Contract estaría alojado en un Blockchain público para poder ser auditado en tiempo real, según el registro electoral y creyendo las últimas estadísticas del organismo comicial podemos pensar en una media de veinte millones de votantes registrados, esto equivale a un universo de veinte millones de votos efectivos, cada voto será adjudicado a un partido político, cuan criptomonedas podremos saber cuántos votos hay disponibles en el sistema pero que solo podrán ser ejecutados por la huella digital registrada por el contrato inteligente, así el día de las elecciones todos podríamos ver en tiempo real cuantos votos se realizan y a cuales partidos se adjudican, sin posibilidad de sumar votos a última hora ni fraude posible pues solo la huella digital del votante podrá activar el contrato inteligente.

Con este proceso no hace falta métrica ni tecnología electoral, todos los votantes están familiarizados con las maquinas captahuellas, el sistema interconectado por medio de cualquier red celular al blockchain procesa cada voto, no hay ni siquiera que alterar la geografía electoral diseñada por el estado, solo quedaría comenzar la tarea de levantar el registro para  adecuarlo a las posibilidades de un contrato inteligente, de esta forma sabríamos inmediatamente cuantos votos suman pero nunca quien los hizo, el sistema automatizado solo nos  diría cuantos votos se levantaron por partido (o candidato) según vayan emitiéndose hasta cerrar las mesas, en algunos casos hasta podrían omitirse las mesas por sistemas integrados a los móviles con posibilidad de escaneo de huella dactilar, así hasta los votos en el extranjero podrán ser  contabilizados al instante, sin dramas ni posibles problemas por dudas en el conteo final.

Nada de esto es ciencia ficción, por el contrario es una realidad al alcance de la mano, hay cientos de operadoras de blockchain que podrían ser consultadas y suficientes técnicos para comenzar la tarea de diseñar un contrato inteligente lo suficientemente claro y conciso como para cumplir la tarea encomendada. Reorganizar la estructura nacional para hacerla viable es una tarea posible en la que solo se necesita un consenso técnico, lo que tampoco es nada del otro mundo, recuperar la confianza del electorado sería un regalo fabuloso para todos en estos tiempos tan oscuros.

José Ramón Briceño

Especialista en el entorno de negocios Blockchain

jbdiwan@gmail.com

Te puede interesar!