Noticias Caracas
Ciencia y Tecnología Economía Negocios

Blockchain asegurará el mercado al dominar la volatilidad.

la Blockchain tiene como característica principal no permitir intervenciones ni modificaciones,  es decir, una vez emitida la información, la base de datos es imborrable

No es un secreto que, el mundo de las finanzas tiene cientos de recovecos y vueltas, que han sido aprovechados por maleantes desde hace quinientos años aproximadamente, desde los piratas del caribe hasta grandes conglomerados empresariales han buscado la manera de ocultar sus fondos ante la ley, bien sea por asuntos impositivos o por algo menos benevolente, pues pertenecen al lado oscuro de la especie humana. Es por esto que algunas voces han intentado disparar alarmas señalando a la criptoeconomía como un refugio lógico para esconder grandes capitales, demostrando total desconocimiento sobre el funcionamiento de la Blockchain, debido a que  permite regular cada aspecto del funcionamiento de las criptomonedas.

A pesar de ser descentralizada, la Blockchain tiene como característica principal no permitir intervenciones ni modificaciones,  es decir, una vez emitida la información, la base de datos es imborrable y a pesar de que las operaciones ejecutadas por los usuarios son realizadas bajo su consentimiento, no se pueden rectificar o borrar, lo que se denomina como inmutabilidad de datos.

Infografía explicativa 1

Por otra parte, las autoridades de cada país designan unidades de inteligencia criptoeconómicas (Sunacrip en el caso de Venezuela) para realizar seguimiento a las operaciones realizadas en la Blockchain, con o sin el consentimiento del usuario, por tanto y a pesar de las muchas bondades de los procesos descentralizados, al final ninguna operación es totalmente anónima, pues existen formas de control aplicables para supervisar estos movimientos.

En otro orden de ideas y siguiendo el hilo inicial, el núcleo del asunto en el caso del dinero en efectivo que pudiese ocultarse ante las autoridades e incluirse dentro del ciclo económico, tal y como se ha podido observar a lo largo de la historia contemporánea con carteles de droga, movimientos subversivos, células terroristas o traficantes, ha demostrado el poder de impunidad durante mucho tiempo y a pesar de los férreos controles establecidos por la banca global aún sigue existiendo este flujo de capitales  de origen ilícito.

Evaluando estas evidencias, se puede argüir que hay un inmenso agujero en la información manejada a todo nivel, sin embargo afortunadamente las autoridades están haciendo numerosos esfuerzos para conocer en su totalidad las legislaciones para regular y vigilar este flujo de capitales que de modo instantáneo va circulando a través del mundo gracias a la aparición del Internet del valor, por lo que una gran cantidad de opciones económicas se ha abierto para todos y más aún para quienes posean fondos e incursionen en el ámbito criptoeconómico, asunto que en un primer momento pareciera ideal para hacer transacciones oscuras y evitar ser descubiertos, sin embargo existe una traza inmutable.

Por otra parte, con respecto al dinero Fiat, debe encontrarse en una cuenta bancaria para ser integrado a la economía tradicional bajo la supervisión directa de las entidades financieras, quienes son las designadas a estar atentas ante movimientos atípicos de capitales y con relación a la blockchain, si desde un principio se poseen herramientas tecnológicas adecuadas para monitorearlas al momento de la aparición de capitales fiduciarios sospechosos deberían ser perseguidos y castigados, junto a todo aquel que esté inmerso en actividades contrarias a la ley, es importante destacar que la criptoeconomía en ningún caso es culpable, ni cómplice de los movimientos criminales, sino que lo es la economía fiduciaria que durante muchos años se ha mantenido como el motor de movimientos criminales a nivel mundial.

Así mismo, para evitar la incursión del crimen en la criptoeconomía se deben suscitar algunas cosas, en principio se debe plantear la existencia de campañas educativas que aborden el entorno desde todas las aristas del negocio criptoeconómico o desde la generación de servicios hasta el intercambio, así como las posibilidades y alcances reales de la privacidad dentro de la blockchain, por otra parte las autoridades de cada país deben designar unidades de inteligencia financiera encargadas de vigilar el movimiento criptoeconómico y por supuesto de hacer las averiguaciones pertinentes.

En el caso de Venezuela, la Sunacrip se ha encargado de elaborar una providencia (Gaceta #42.110 del 21/04/2021) que funge en un primer nivel la regulación y supervisión del entorno criptoeconómico y cuyo alcance abarca:  1.-) Intercambio entre activos virtuales y monedas fiduciarias, 2.-) Intercambio entre una o más formas de activos virtuales, 3.-) Transferencia de activos virtuales, 4.-) Custodia y/o administración de activos virtuales o de instrumentos que permitan el control sobre activos virtuales y 5.-) Participación y prestación de servicios financieros relacionados con la emisión, oferta y/o venta de un activo virtual, permitiendo que todos estos elementos que hasta ahora no tenían regulación, con la aparición de esta base legal imaginamos que los instrumentos digitales para tal fin aparecerán pronto.

Finalizando, se puede mencionar que como cualquier novedad, existe quienes quieran generar una matriz de opinión para tratar estos hechos desde un punto de vista negativo, como si la criptoeconomía se hubiese creado con el fin de estar del lado oscuro para permanecer ilesa ante cualquier hecho punible, cuando en realidad es todo lo contrario, ya que, el pilar fundamental del fenómeno denominado Internet del valor está fundamentado en dos vertientes, primero en la adecuación tecnológica que valoriza toda operación otorgando valor a los criptovalores mediante la usabilidad de los mismos y por otra parte impulsando como necesidad inevitable la formación tecnológica de todos los humanos que intervienen en estas operaciones.

Alwin Abreu

Director Ejecutivo AAB Asesorías Estratégicas

Asesor Estratégico asociado Moore GSF

Director ejecutivo Posint

Te puede interesar!