Noticias Caracas
Nuevos Horizontes

¡Atrévete a conquistar tu sueño! Un Café con… Andreina.

La mayoría de las personas sueñan con encontrar la felicidad sin darse cuenta que la llevan dentro. Estar alegres y sentirse automáticamente gozosos, es un verdadero privilegio.

Esta necesidad estriba en que muchos de los que andan buscando ser felices, escogen el camino fácil que con frecuencia suele ser equivocado. Una de esas equivocaciones es pensar que el dinero caerá del cielo y además les dará la felicidad. De esta forma, se embarcan en negocios y actividades que distan mucho de ser algo que disfruten, pero se auto-conforman diciendo que “el fin justifica los medios”. Sin embargo, muy pocos de los exitosos y poderosos en términos monetarios, logran exhibir esa felicidad que viene de adentro. Lo tienen todo. Pueden comprar muchas cosas. Pero siguen teniendo un vacío que no pueden llenar a través del dinero. Y lo más curioso es descubrir que cuando hacemos lo que nos gusta, cuando respetamos el llamado de nuestros talentos y dones, y trabajamos para hacerlo relucir, entonces la felicidad nos llena, no sólo los bolsillos, sino esa parte impalpable del alma.

Alegría y gozo parecieran ser sinónimos, pero hay sin dudas, una muy ligera variante que las individualizan. Podemos estar alegres por muchas cosas que apreciamos, pero el gozo va más allá, es desatar un sentimiento que no es físico sino espiritual. Se trata de la fuerza interior que nos permite estar en sintonía con la naturaleza, el universo, la humanidad, y con nuestro Padre Celestial. Pero solo aquellos que se atreven a soñar, y hacer realidad sus sueños, pueden sentirlo. Decía Walt Disney una frase muy sabia: “No duermas para descansar. Duerme para soñar, porque los sueños están para cumplirse”.

«La alegría no se esconde sino que aparece en gestos, sonrisas, acciones, y por supuesto, en la satisfacción y el éxito».

No podría afirmar que es fácil lograr lo que soñamos, pero lo que sí puedo asegurar es que es posible. La vida es un continuo desafío, pero solo los valientes saborean la miel de la victoria. Solo los que se atreven, pueden conocer el placer de los logros y también de la derrota, porque como bien afirma Paulo Coelho en su libro El Manuscrito encontrado en Accra, “La derrota es para los valientes. Solo ellos pueden tener el honor de perder, y la alegría de ganar.” Y aquellos que se pasan la vida soñando sin hacer nada para lograr sus sueños, son sin duda ilusionistas.

«Sueño sin acción, es ilusión».

Andreina Hurtadp

Te reto amigablemente a lanzarte a la lucha, a dejar el miedo engavetado, las excusas arraigadas y la confianza en el sistema. No permitas que ninguna oscuridad te saque de rumbo. Esa es la actitud de un triunfador. Y no pienses que hay “el tiempo apropiado” para ello, y mucho menos que “tu tiempo ya paso”. Siempre hay tiempo para acuñar un sueño, y siempre hay gozo para disfrutar la victoria. Porque como dice Joyce Meyer, “el gozo es un fruto del Espíritu Santo; pero solo es liberado cuando tomamos la decisión de no permitir que las circunstancias adversas gobiernen nuestras actitudes emocionales y mentales”.

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente”
Romanos 12:2

Toma control de tu vida, de tus sueños, multiplica tus talentos y sirve a los demás. Te aseguro que caminaras por doquier derrochando alegría.

Hasta un próximo café…

Si te gusto este post y quieres darme a conocer tu opinión, puedes escribirme al e-mail: [email protected] o al DM de mi cuenta en Instagram: @andreinahurtado70

Te puede interesar!

you're currently offline