Noticias Caracas
+18

6 ejemplos de juegos de roles sexuales

Con estas opciones podrás poner en práctica fantasías sexuales que te llamen la atención y que te exciten con solo pensar en ellas

¿Quieres pasarlo en grande en la cama? Entonces, no hay nada mejor que romper la rutina, probar cosas nuevas y jugar con tu pareja a juegos picantes y la mar de eróticos. Los juegos de roles sexuales son un acierto seguro porque, gracias a ellos, podrás poner en práctica fantasías sexuales que te llamen la atención y que te exciten con solo pensar en ellas. Los roles de dominante-dominado son los que más se trabajan en estos juegos que os ayudarán a revivir la pasión y a vivir una experiencia inolvidable

Qué son los juegos de roles sexuales

Antes de comenzar a darte los ejemplos de juegos de roles sexuales es importante que entendamos a qué estamos haciendo referencia cuando hablamos de este tipo de juego que es ideal para hacer en la cama. Básicamente, se trata de una actividad que tiene como objetivo romper con la rutina, la monotonía y el aburrimiento que puede aparecer en el ámbito sexual entre una pareja.

El sexo, la excitación y el placer va muy relacionado con el misterio y la sorpresa. Por eso, es muy habitual que, con el paso del tiempo, la vida sexual de una pareja pueda relajarse y, poco a poco, volverse rutinaria y un tanto aburrida. Por ello, es esencial mantener viva la pasión en la pareja con juegos y actividades que os ayudarán a vivir experiencias inolvidables.

Dentro de estos juegos, el de los roles sexuales es uno de los más picantes y divertidos. Se trata de que, cada uno de vosotros, se ponga en la piel de otra persona y, a partir de ahí, entablar una relación sexual y seductora con tu pareja. Jugando a este juego se consigue que la sorpresa, la espontaneidad y el atrevimiento vuelvan a ser los protagonistas de la cama. Por tanto, vuestras relaciones se reavivarán y volveréis a sentir más pasión y excitación por vuestra pareja,

Stripper y cliente, un juego sexual muy picante

Comencemos ya a darte algunos ejemplos de juegos de roles sexuales que pueden practicar en casa. Lo que tienen que hacer es, previamente, hablar acerca de personajes o juegos que podrían excitaros. Es esencial que los dos estén de acuerdo con el juego y, sobre todo, que se involucren en el papel. Solo así, la experiencia será divertida y placentera.

Uno de estos juegos es el típico rol entre la stripper o el boy y la persona que le contrata. Para ello, la mujer o el hombre que encarne al seductor stripper tendrá que preparar una coreografía sexy para hacer un buen show de striptease. Apaga las luces, ponte ropa sexy y atrevida y proponte a seducir y ser seducidos por su pareja que, ahora, tendrá un nombre y una profesión diferente (¡tan solo por un rato!).

Es importante que, si quien que el juego realmente dé sus frutos, es decir, los juegos de roles en pareja tienen que hacerse bien pues, de lo contrario, no se meterán en el papel ni se lo creerán. Una buena idea es que, en lugar de hacer que este encuentro sea en casa, lo hagan en un hotel o en otro espacio que no sea en el que duermen a diario.

Fontanero y clienta, un juego de rol sexual muy caliente

Otro de los ejemplos de juegos de roles en pareja consiste en el típico del fontanero, electricista, butanero, etc., que viene a casa a «arreglar» algo que se ha roto. Puede ser tanto que el hombre encarne a este «manitas» o que sea la mujer que se ponga en el papel de la «manitas». El objetivo es que alguien entre en casa, con un mono de trabajo, para arreglar un desperfecto.

Entre arreglo y arreglo, la tensión sexual aumentará y la pasión se hará la protagonista de la sala. Para que esto ocurra, le recomendamos que se haga todo de una forma realista: que se lleve un mono de trabajo, que la persona que esté en casa vaya, por casualidad, con un camisón o una ropa un tanto ajustada o que deje entrever, etcétera.

Tenéis que aumentar el toque picante del encuentro y, por eso, puedes darle agua y que se le «caiga» accidentalmente por encima, por lo que deberá quitarse la camiseta y… ¡Dale juego a la imaginación y deja que los personajes adquieran personalidad propia! Lo pasaran genial.

Policía sexy y preso/a

Una de las fantasías sexuales más recurrentes tanto de hombres como de mujeres tienen que ver con personas vestidas con uniforme. Y, sobre todo, si estos uniformes encarnan a alguien que puede «salvarte» o acudir en tu ayuda. Por eso, los trajes de policías o de bomberos suelen despertar el interés sexual tanto a hombres como a mujeres.

Además, con el juego del rol sexual de la policía y el preso o viceversa se está fomentando un juego muy claro de dominante-dominado. Aquí, quien tendrá el poder absoluto será el cuerpo policial y el preso será el sometido. Accesorios como esposas, porras, etcétera, podrán formar parte de vuestro juego y hacer que sea muy, pero que muy, picante.

Desconocidos en un bar, un juego sexual divertido y picante

Continuando con este listado de los ejemplos de juegos de roles sexuales tenemos que hablar de otro que es muy sencillo de hacer y que, además, les despertará la excitación y el misterio de los primeros encuentros. Este tipo de juego se basa en emular dos personas desconocidas y diferentes a quienes en realidad son que, de casualidad, se encuentran en un bar.

Para que este juego sea efectivo es importante que hagan un breve trabajo inicial acerca de su personaje. Es decir, tendrán que tener en cuenta algunos aspectos como los siguientes:

  • Cómo te llamas
  • De dónde eres
  • De qué trabajas
  • Qué te apasiona
  • ¿Eres picante, romántico, aventurero?
  • Qué te gusta hacer en la cama
  • Etcétera

El objetivo es que creen personalidades un tanto diferentes a la de ustedes y que sean llamativas, interesantes y apasionadas. Además, podrán explorar su lado más salvaje y espontáneo para que, así, el juego en la cama sea divertido y sorprendente. Quitese las vergüenzas y dispóngase a vivir una noche inolvidable.

Ejecutiva y secretario

Dentro del terreno laboral, también existen algunas tensiones sexuales que pueden satisfacerse perfectamente con la pareja. La típica relación entre jefe-secretaria o jefa-secretario son todo un clásico en el cine y en las historias eróticas más picantes. El motivo es que, en estas relaciones, priman aspectos como el poder, el súbdito y las relaciones de poder que se pueden emular en la cama y de forma respetuosa con la pareja.

Por ello, nada mejor que protagonizar una escena habitual entre una persona que ocupa un cargo superior y la otra persona. Pero para darle un toque más picante y erótico, optar por vestir con ropas eróticas, sensuales y llamativas que, con solo mirar, ya active su deseo. Podrán «castigar» a alguien por no haber entregado los informes a tiempo o «castigar» al jefe/a por ser demasiado estricto.

Enfermera y paciente, un juego de roles muy sexy

Y, por último, otro de los ejemplos de juegos de roles en pareja es el típico de la enfermera y paciente o viceversa. En el fondo, con estos personajes también se está activando este juego de poderes en el que la enfermera o el enfermero tendrán la sartén por el mango y de ellos dependerá que la otra persona se encuentre mejor.

Hay una gran cantidad de disfraces sexys que pueden ayudarles a que sus puesta en escena sea más realista y erótica. Además, podrán usar muchos accesorios como «agujas», hacer «tocamientos» para ver dónde está el dolor, optar por el boca a boca para reanimar a un paciente, etcétera.

El erotismo está servido, ustedes solo tienen que dejaros llevar por la imaginación y todo saldrá rodado.

Te puede interesar!